El Crossfit en la ciudad de Rosario cada vez se esta haciendo más importante. Los Box (lugares donde se realiza esta disciplina) se van multiplicando en el territorio rosarino cada vez más.

En el Crossfit se realizan ciertos ejercicios de alta intensidad en el cual se puede ver un resultado más visible y veloz en el área corporal y personal de lo que puede llegar a brindarte los pasos rutinarios de un gimnasio convencional.

Para los especialistas, esta práctica sirve como complemento para los demás deportes ya que se trata de desarrollar las diez capacidades físicas generales: resistencia cardiovascular, resistencia energética, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión.

Hoy quizás se puede considerar a esta disciplina como propia de jóvenes con mucha capacidad y fuerza, aunque según profesores especialistas en el área explican que todos pueden hacer Crossfit (desde el más al más longevo hasta un adolescente). Lo que se necesita tener es fortalecimiento mental.

En este caso quisimos hablar con alguien joven que ejerza esta práctica para que nos explique lo que le pudo brindar el Crossfit hasta ahora. Su nombre es Rodrigo Sanchez, tiene 18 años, ayuda en una escuela de fútbol y pretende estudiar Profesorado de Educación Física porque para él “el deporte es algo hermoso y para disfrutar”. El realiza esta práctica en Predators Crossfit de Lunes a Sábados, participa en competiciones y además realiza otros deportes como la natación y el running.

Rodrigo Sanchez en una competición de Crossfit

¿Qué piensas sobre el deporte en general?

-El deporte es hermoso. Es algo que te ayuda a despejarte. La pasión por un solo deporte como el fútbol por ejemplo, se puede perder la esencia de las demás disciplinas. No tiene que gustarte todo, pero si quizás se puede llegar a tomar a uno por encima del otro y no es así, se debe disfrutar.  Las competencias existen, no hay dudas, pero eso sirve para perfeccionarte día a día, lo tomo más como una motivación a pesar de que no me gusta perder a nada.

¿Cuándo empezaste en el mundo del Crossfit?

-Yo venía de entrenar en gimnasios normales, con máquinas y rutinas, donde de Lunes a Viernes yo hacia las mismas cosas y eso me empezó a molestar y generar aburrimiento. Yo no quería hacer lo mismo, y es ahí que por recomendaciones me hablaron del Crossfit donde cada día se hacían cosas nuevas, intensas y además pude ver un compañerismo dentro de esta comunidad que hace este deporte.

¿Qué cambios pudiste notar en vos?

-Demasiados, tanto físicos como mentales. Esto me llevo a tener compañerismo, donde sabía que no estaba solo entrenando como el gimnasio. Esto es una comunidad y sabes que hay gente alrededor que te acompaña en todo momento. En lo físico me cambio mucho en cuanto a muchas habilidades que no parecen importantes pero que para mí lo son, caminar con las manos, trepar la soga, levantamiento de pesas con mayor habilidad que cuando lo hacía en el gimnasio y demás.

¿Es peligroso como muchos piensan?

No, este deporte no te arruina el cuerpo ni nada de eso. Si sabes hacerlo bien te va a servir mucho más que otras disciplinas, si lo haces mal pasa como cualquier otro conjunto de ejercicios que te pueden dañar.

¿Qué consejo le darías a cualquier persona que quiera hacer Crossfit?

-Que empiece, que no lo dude, esta es una disciplina hermosa y abarca todo, saber correr, manejar tu propio peso corporal, la respiración y es algo que les va a ayudar en la vida cotidiana.