El sábado pasado, y como ya lo viene haciendo desde hace 5 años, la convencion rosarina de arte medieval copó el distrito zona norte. Con la Plaza frente a Villa Hortensia, y el propio edificio lleno como si fuese un castillo de la época, el lugar se convirtió en una postal del medio evo. Divergente estuvo, pasá y recorrelo con nosotros.